Sensación analista

1 Feb

Una crítica cítrica es aquella que cae en tu vaso por sorpresa y te salpica los ojos. Molesta, pero te gusta porque te hace reír. Te ríes de ti. Y te gustas. Ahora puedes ver el mundo realmente como es. El mundo en tus ojos tiene la forma de una rodaja de limón. Se ríe constantemente. A veces, muchas, sin gracia.

Es esa misma rodaja la que jugaba entre tus labios una tarde familiar pies colgando en la silla de un bar de los de siempre. Agrio. El mundo es agrio. Pero hay que poner cada una de las palabras que merece en un plato blanco y rallado y coger un palillo, otro palillo, y otro, y otro, hasta que no quede ni uno y pincharlo con ganas, exprimirlo hasta la última gota solidificada por resignación. Tienes que acabar con el mundo antes de que el mundo acabe contigo. Vivir va de eso, lo dicen todas las cartas que no llegan. Porque nadie envía ya cartas. Antes de que te corten las piernas. Porque es una gota, una gota amarilla en tu mirada dentro de un pequeño punto azul pálido. Debes masticarlo. El humor es pólvora para los oídos.

Personas con ojos amarillos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: