El efecto pestaña

26 Ago

La o el que un día dijo aquello de “tirar de la lengua”, seguramente, no lo hizo con intención alguna de sentar cátedra. Tampoco pensando que esa frase, con el paso del tiempo, podría encabezar perfectamente un texto protagonizado por una sucesión de palabras “alarma”.

A veces, esta sensación de ser estanque me lleva a pensar que la lengua tenga algo que ver porque… ¿quién determinó que usaríamos durante años las mismas expresiones?, ¿que saltaríamos en ellas una y otra vez como si de charcos inexpresivos se tratasen?.

Esto viene a blog (y no a cuento, por ejemplo) de una serie de palabras con las que me gustaría hablar de dos exposiciones (en cierto modo relacionadas) que visité hace unas semanas en el MUSAC: “el efecto pestaña”. Que sí, me he atrevido a ponerlas de titular antes de dar explicaciones que, por otro lado, voy a omitir porque creo en la inteligencia de la persona que pueda estar ahora mismo leyendo esto y porque con la definición del “efecto mariposa” aplicada al “caso”, extenderme más, sería paja:

<>.

Obras de historia de Carolee Schneemann

Carolee Schneemann pertenece a la primera generación de artistas que lucharon por hacer visible el arte realizado por mujeres en la misma medida que el arte realizado por hombres. Es toda una pionera en el campo audiovisual y la performance aunque la fama le viene, sobre todo, de explorar cuestiones en torno a la naturaleza política del cuerpo y el lugar que ocupa la mujer en la sociedad. Aleja el cuerpo de la mujer de la mirada masculina propia de la mayoría de las representaciones en la historia del arte.

“Obras de historia” es la primera exposición monográfica dedicada a la artista norteamericana que se realiza en España. En ella se exhibe una selección  de obras de Schneemann realizadas a lo largo de su vida que pueden entenderse como una nueva forma de abordar el género tradicional de pintura histórica.

Así, la sala 3 nos recibe con una serie de pantallas unidas por infinidad de cables que se amarran las unan a las otras desde el techo hasta el suelo. “More Wrong Things” (2001) está formada por catorce televisores que muestran imágenes “fuertes” de forma aleatoria, arbitraria e interrumpida mezcladas con obras visuales de la artista. Son desastres personales y públicos, algunos de gran dureza, de esos que te obligan a girar la cabeza y, sobre todo, como en muchas de las obras de Carolee, contiene una parte de crítica y/o reflexión acerca de la exposición mediática, un mal que padecemos todos en mayor o menor medida, un mal que preocupa a la artista y que trata con o sin sutileza en tantas de sus obras (aunque sutileza no sea precisamente una palabra que encaje con Schneemann… tan acostumbrada a la creación de “shocks”).

En “Obras de historia” nos encontramos también con otro tipo de conflictos como pueden ser las intervenciones militares en Vietnam o los vividos en los años ochenta en el Líbano. Una que llamó mi atención fue “Dead Engineer-Kosovo” (1999), un homenaje a la artista Ana Mendieta en la que mezcla imágenes de paisajes nevados teñidos de sangre con imágenes de la Guerra de Kosovo. Para Carolee Schneemann, la muerte de la artista cubana Mendieta tuvo poco que ver con el suicidio (palabra que sí se tiró por la ventana mientras el marido quedaba tras la cortina). Supongo que la unión con Kosovo algo tendrá que ver con la “otanización” y las mentiras que se emitieron en los medios. La elección del mensaje poco tiene que ver con la realidad del mismo. El fotomontaje de “Terminal Velocity” (2001) vemos a milímetros a algunas de las personas que cayeron del World Trade Center. Las que tuvieron que tirarse. Las que, de nuevo, los medios convirtieron en torrentes que paraban en nuestros sofás.

Y esto es sólo un ojo tras la cortina. Completa hasta el 7 de diciembre.

Interferencias en los medios de Concha Jerez 

En las salas 4 y 5 me encontré el déjà vu de Concha Jerez. No la conocía de nada. Leí que pertenecía al Grupo Zaj y esto me trajo recomendaciones de recuerdo. Entonces recorrí la exposición esperando que me encantase y ya sabéis lo que pasa cuando piensas repetidamente en algo: que sea o no verdad, lo termina pareciendo.

La exposición, creada ad hoc para el MUSAC y que no se moverá hasta el 6 de enero, gira sobre el mensaje que crean los medios de comunicación y como este se altera “a medida” y “a interés de-” antes de llegar al receptor.  Jerez propone el desmontaje de los discursos dominantes que los medios (fundamentalmente prensa escrita y televisión) producen y reproducen a través de tres ejes: el meramente expositivo, el performativo y el docente.

¿Nos jugamos el olvido en el mensaje? ¿Qué interferencias producen en la realidad los distintos canales por los que circula? ¿Controlan los medios, de verdad, la opinión pública? Concha Jerez nos deja en las paredes estas y más preguntas mientras nos deja varios espacios para la intervención. Y para el guiño con sonrisa cómplice.

En mi opinión el recorrido requiere de, por lo menos, dos días. Es decir, me hubiese gustado detenerme delante de lo visto (en la sala 3 también, por supuesto) con un bolígrafo y un cuaderno. Escribir en el móvil tiene sus riesgos. Y más si es táctil (qué os voy a contar…). Eso sí, de Concha Jerez me llevo una “Caja de cotidianidad” repleta de nombres de mujeres que han realizado importantes aportaciones en nuestra historia en diferentes campos y han sido silenciadas sistemáticamente.

¿Cómo una mesa redonda repleta de radios que suenan a la vez en diferentes partes del mundo es capaz de producir este silencio tan incómodo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: