Lo peligroso es siempre lo diferente

14 May

Podíamos salpimentarnos como especie en el centro de las Islas Andamán. Cuadraditos perfectos cayendo en algún lugar remoto del Océano Índico, tacos envasados de jamón de York. Por ejemplo.

Realmente no ocurriría nada preocupante porque son dos o tres los que conocen dónde se encuentra el Golfo de Bengala. En ese momento estarían atareados, agobiados, apurados, atosigados, ocupados girando sobre sí mismos como para atarearse, agobiarse, apurarse, atosigarse u ocuparse de un grupo de ingredientes a punto de desaparecer entre una más que espléndida ensalada.

Sentinel del Norte es sexi, como es sexi todo lo que se desconoce hasta que se conoce. Nuestro final (y digo final porque todo aquel que se ha acercado a ella ha entrado hasta la barriga) será en una isla misteriosa cuyos habitantes nunca han tenido contacto con otras civilizaciones. Los indígenas llevan ahí unos 60.000 años y no están de acuerdo con que les pidamos sal. Son alrededor de no se sabe. Quizá más. Quizá menos. Casi de las últimas tribus que quedan en el mundo sin contacto con la civilización moderna viviendo en un aislamiento libre y peligroso. ¿Peligroso para quién?

¿A quién culpamos de nuestro dolor de estómago? ¿Qué es lo que realmente nos alimenta?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: